Premio Excelencia

Previas al premio

Capítulo II

Mi empresa, había sido elegida entre muchas. Mi imagen corporativa tenía que ser impecable.

Fue un trabajo durísimo. Cambié la estructura de la web, añadí contenidos, renové imágenes, edité videos,  redes sociales, prensa,  estrategias de comunicación…

Sabía hacer, pero tenía que hacer saber y todo tenía que estar  encaminado a la  conversión, que quiere decir ventas.

Tanta fatiga, se tradujo en una notable desmejora de  aspecto y la pérdida de dos kilos, que supuso un alivio para mi vestido.

¡¡¡ No sabía que los premios venían  cargados de tanta faena!!!

En medio de tanta actividad, me llamaron del Ministerio de Agricultura diciendo que redactara un discurso y lo enviara para su aprobación y lectura en el transcurso del acto. Esto pertenece a otro capítulo.


Comentarios


Compártelo en tus redes sociales

Por Riojania