caparrones en puchera, la Taberna Bizarra 

Caparrones en puchera, la Taberna Bizarra

Los que me conocen saben mi carácter nostálgico; y es por eso que conocedora de la fascinante historia de arraigo y tradición de las pucheras, que enseguida paso a contar, me hiciera con el artilugio para formar parte de mi laboratorio experimental en la búsqueda experiencial del Sabor de la Nostalgia.

Origen de La puchera u olla ferroviaria

De sus inventores solo se sabe que fueron los trabajadores ferroviarios del tren que cubría el trayecto Bilbao-La Robla, en León,. Inaugurado en 1894, el tren hullero, que alimentaba los Altos Hornos con carbón extraído de las montañas leonesas y palentinas, la línea de ferrocarril de vía estrecha más larga de Europa, cincuenta y tres estaciones, un total de 335 kilómetros.

Debido a las largas jornadas de trabajo y los gélidos inviernos montañeses, los empleados del ferrocarril necesitaban comer algo caliente, y fue gracias a la necesidad de estos sufridos trabajadores el origen de este singular invento conocido como olla ferroviaria o puchera.

Esta marmita mágica, compuesta por una especie de estufa con tiro para regular la temperatura y una cazuela que se encaja dentro. Su uso se popularizó por todo el recorrido del tren hullero León, Palencia, Cantabria, Burgos, Vizcaya… Estas ollas formaban parte del convenio laboral, la empresa tenía la obligación de surtir material para que todos los operarios pudieran comer en su puchera.

En los talleres de Balmaseda y Cistierna comenzaron a fabricarlas, primero para abastecer a los empleados del tren, pero más tarde comenzaron a popularizarse entre las poblaciones por las que circulaba el tren hullero.

Recetario de la puchera

Las recetas están vinculadas a las zonas por las que pasaba el tren y su gastronomía, así en León  las alubias blancas, en Cantabria las patatas con carne, cocido lebaniego o el cocido montañés, en el norte de Burgos y Vizcaya  la alubia roja y negra, acompañadas de sus sacramentos. En la actualidad son mucho los platos que se han incorporado pues ha demostrado ser un excelente sistema de cocinado a fuego lento que demanda tiempo y cariño.

En la Taberna Bizarra, Nuestra puchera

El mismo sistema que alimentó durante décadas a los trabajadores de los ferrocarriles del norte de España, ahora en La Taberna Bizarra es protagonista e inunda el espacio con  el borboteo aroma y sabor de nuestros guisos.

Los fines de semana de este invierno tenemos caparronas con sus sacramentos. ¿Te las vas a perder?

 


Comentarios


Compártelo en tus redes sociales